martes, 23 de diciembre de 2008

Multan a un policía local por vejación al aplicar de forma represiva la ley antibotellón

El policía local J.L.B. ha sido condenado por el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla como autor de una falta de vejaciones de carácter leve a la pena de 10 días de multa a razón de 6 euros diarios. Se ha considerado como un hecho probado que el pasado 22 de junio, tras un concierto autorizado por el Ayuntamiento de Sevilla en la plaza San Francisco, aplicó la ley antibotellón de forma represiva y no preventiva.

En concreto, una vez que los agentes ordenaron por megáfono que se desalojara la plaza en tres minutos, el denunciante B.A.F. y su amigo se dirigieron a la salida, "momento en el que el policía denunciado, junto con otro compañero, se dirigió hacia ellos con actitud increpante para que abandonaran la plaza". La sentencia destaca que B.A.F. le respondió que se dirigían a la salida y que aún no habían pasado los tres minutos, motivo por el que el policía y su compañero le dieron a él y a su amigo un manotazo en la mano y le tiraron al suelo el vaso que llevaba para posteriormente pedirle el DNI y extenderle una denuncia por consumir alcohol en la vía pública.

La sentencia la publica ABC el domingo 21 de diciembre.

La ley antibotellón, en la práctica utilizada como ley antirreunión, prohíbe "la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas que el Ayuntamiento haya establecido como permitidas". Cuando el Ayuntamiento "permite" un macroconcierto (fue el Día Europeo de la Música) en el que se instalan barras donde se vende alcohol, es completamente absurdo pretender que una plaza quede vacía de personas y bebidas tres minutos después de que suene la última canción.

Desgracidamente, estamos acostumbradas a este tipo de actuaciones absurdas y autoritarias de una Policía Local que busca la confrontación y la multa más allá del espíritu supuestamente conciliador de la ley demasiado a menudo. Afortundamente, sentencias como esta hacen evidente que merece la pena denunciar para que las vejaciones y abusos que estamos sufriendo no queden sin respuesta y alguien ponga un poco de cordura a esta Policía Local que se les está yendo de las manos.

La Asamblea "La calle es de todxs" lleva recopilando testimonios de represión policial desde haces dos años (aquí puedes leer sobre algunos). Si las has sufrido o presenciado, ponte en contacto con nosotrxs en nuestra asamblea (Centro Vecinal Pumarejo, todos los lunes las 20.30h), o dirígete a nuestro correo, lacalleesdetodos@patalata.net.

1 comentario:

Mirkejas Mirkejoso dijo...

la sanción me parece ridícula pero bueno, al menos "se ha hecho algo" y por eso hago un llamamiento a toda la gente que sufra el acoso de esta gentuza a que DENUNCIE SIEMPRE, cada vez son más las noticias que nos llegan de hechos como este y si se sigue así quizás algo cambie dentro de no mucho


Visitas:  [ver contador]