domingo, 4 de enero de 2009

Otro caso más de abuso de autoridad. Suma y sigue.

(Carta íntegra dirigida a La calle es de todxs)

Hola a todos. Hace cosa de algo menos de dos meses que ocurrió lo que voy a contar, pero bueno, nunca es tarde.
Es un poco largo pero seguro que os entretiene.

Llegamos yo y 4 amigos más a uno de los banquitos del centro de la Alameda, no recuerdo el día, a eso de las 6 ó 7 de la tarde.

Habíamos comprado un litro de cerveza que guardamos bajo el banco junto a otro par de litronas semivacías que ya estaban allí.
Al cabo de unos 20 minutos, se para a pocos metros, en la zona peatonal de la plaza un coche de policía LOCAL.
Se bajan 2 individuos.
A los 2 o 3 minutos llega otro coche policial estacionando al lado. Se bajan otros 2.
Comienzan a hablar entre risas, seguramente de temas interesantísimos debido a la alta formación y educación recibida.
A los 5 minutos aproximadamente, después de habernos estado observándonos repetidamente uno de ellos (poli jóven) decide ir acercándose hacia nosotros, con andares al más puro estilo western (no es coña), muy lentamente, con los brazos cruzados y con una sonrisa impresa en la boca en plan "soy el puto amo".

A todo esto nosotros nos encontrábamos charlando en el mencionado banco tranquilamente y, que quede claro, SIN CONSUMIR NINGUN TIPO DE BEBIDA, ya que ninguno de los policías locales nos vió en ningún momento, como ellos mismos reconocieron posteriormente. Cuando se encontraba a pocos metros detrás de nosotros (se nos acerco sigilosamente por la espalda, no se con que finalidad) todos advertieron su presencia y se giraron como es lógico. El poli jóven seguía exactamente con la misma sonrisita y su pose de brazos cruzados, cuando nos dió las buenas tardes. Nosotros hicimos lo propio con educación, sin sonrisita con rintintín.
- Ustedes sabeís que está prohibido estar con botellas en la calle, no? -nos dijo-
- No, las botellas no son nuestras ya estaban ahí. -respondió uno de nosotros-
- ¿cómo que no son vuestras, si estais al lado?
- No es nada raro ver botellas vacías en los bancos de la alameda, no tienen por que ser nuestras. -dijimos nosotros-
- Bueno, entonces no os importará que las tire?
- No, no para nada, adelante. -Respondimos nosotros-
- Bueno, ¿ustedes ya os íbais no? - Nos replicó el poli jóven-

Nos quedamos atónitos y, quemándome la sangre por dentro, yo le respondí rápidamente:
- Pues la verdad es que no teníamos pensado irnos, estábamos aquí agusto hablando.
- Me lo estaís poniendo dificil - Me respondió-
- Os vais a tener que ir si no quereís que os denunciemos - nos dijo-

Nosotros flipando le dijimos que por qué nos iba a denunciar y que por qué teníamos que irnos si no estábamos haciendo nada.
Él empezó otra vez con el mismo rollo y nos dijo que "supuestamente estábamos consumiendo alcohol".
A todo esto se acerca su compañero. Después de saludar nos vuelve a preguntar lo mismo:
-¿las botellas no son vuestras? -dice el poli pureta-

Mientras tanto el poli jóven se encontraba merodeando alrededor del banco intentándo buscar un modo de coger una de las botellas de forma que no tuviera que agacharse mucho el chaval, cuando esto lo advirtió su compañero que inmediatamente me requirió que que le diese la botella, sin nisiquiera un simple por favor diciendo "Dale la botella a mi compañero".
A estas alturas yo ya estaba bastante calentito por dentro y le respondí que la botella no era mía, que yo no tenia por que coger nada de la calle.
Inmediatamente y como poseído me dijo:

-Vente conmigo para el coche. Yo accedí sin mediar palabra. En el camino del banco al coche le iba diciendo que por que nos hacían esto, que no estábamos haciendo nada y que era increíble. Él se limitaba a decirme que me callase y que obedeciara a lo que la policia local me dijese, concreta y textualmente me dijo "cuando un polícia habla usted se calla". Para entonces ya habíamos llegado al coche. Él me requiroó el DNI. Entiendo que el hecho de llevarme hacia el coche fué simplemente para apartase de mis amigos y evitar así que le dijesen cualquier tipo de comentario que con total seguridad le iban a hacer debido al abuso que estaba comentiendo con nosotros. Yo le dije que no llevaba el DNI encima. Me pidió mis datos. Se los dí. Cuando había casi acabado de cogerme los datos le dije que era posible que tuviera el DNI en la riñonera. Me pidió que se lo dira y al preguntarme que por que le había dicho que no lo tenía le respondí que había dicho eso por que estaba harto de que no nos dejen ni sentarnos tranquilos en la calle. Él se calló y siguió escribiendo.
Volvimos al banco (donde se encontraban mis amigos con el poli jóven) momento en el que el poli pureta dijo en voz alta: -Estaís todos denunciados, son 300 euros; y nos requirió que les diésemos todos los DNI. Lógicamente nos quedamos perplejos y comenzamos a pedirle explicaciones, co nuestra natural indignación pero sin faltarle el respeto en ningun momento.

Nos dijo: -Os denuncio por que "presuntamente estábais consumiendo bebidas en la vía pública, cosa que está prohibída"
¿cómo que presuntamente? ustedes no nos han visto beber nada, no nos puede multar. -le respondemos.
Su pobre justificacion fue decir que el litro estaba frío.

Después nos entregó los DNI y se marcharon rápidamente, acompañando a la otra pareja de locales a hacer una ronda a pie por al alameda.

En fin, que sobre el papel tenemos a 5 personas multadas injustamente con 300 euros del ala, y en la práctica, lo que estábamos haciendo era conversar en un banco en la calle. Pero no os preocupeis por que ahora viene sin duda lo mejor:

Acto seguido llegan al banco de al lado nuestra dos hombres y una mujer de unos 40 0 50 años (que tenían toda la pinta de ser del barrio) con dos niños. Pues bien, se sacan una fiambrera con tortilla y un par de litros, con su vaso de pástico correspondiente para cada uno, y se ponen a beber y a comer en el banco mientras que los niños se ponen a jugar con un balón.
A todo esto los 4 polícias locales regrasan de su "ronda" y se ponen a conversar, mientras, los puretas bebiendo y comiendo a su rollo.

Pero al poco tiempo, el poli jóven decide intervenir de nuevo, acercándose a ellos. Nosotros estábamos muy cerca, justo en el banco de al lado por lo que puede escuchar más o menos todo lo que decían.
Resumiendo, el poli jóven, ahora sí de muy buenos modos, les recordó que no se podían consumir bebidas en la calle. A los 2 hombres y la mujer le respondieron: -por que no agente, estamos en el barrio, con los niños, una "servesita"... etc.
Sólo decir que unos tres minutos después el poli joven se retiró diciendo "vengaaa hasta luego, que tengan una buena noche" (vamos que le faltó invitar al hombre, a su mujer y a sus 2 niños a hacer una barbacoa en su campo) a la vez que los 2 hombres seguían con sus litros y sus vasos en la mano y la mujer le daba un buche considerable a la misma praácticamente en la cara del poli jóven. JUZGEN USTEDES MISMOS. Evidentemente no recibieron sanción alguna ni amenazas para abandonar el lugar.

Así que en este caso no sólo tenemos el hecho de ABUSOS Y DENUNCIA FALSA por parte de la policia local sino que también hay que añadir una ACTITUD TOTALMENTE DISCRIMINATORIA a ojos de cualquiera, además en nuestra propia cara.

Y ya concluyendo, tengo que decir que en el título escribo "multados" entre comillas por que a nosotros no nos dieron copia de denuncia alguna, es más, yo dije desde el primer momento que creía que no nos habían denunciado. Pero aunque eso sea así merece la pena escribir esto de igual forma, por que quizas no sufrimos la sanción económica (cosa que todavía no sabemos) pero lo que si que tuvimos que aguantar fue un comportamiento chulesco y prepotente, amenazas de multa si no nos íbamos del lugar y una actitud totalmente discriminatoria hacia nosotros por los hechos descritos anteriormente.

En fin, así están las cosas, así que pido a todos que si os pasa algo parecido, no dejeís de llamar a la policía nacional, o denunciarlo directamente, que seguro que al final sirve para algo.
Decir tambíen que me alegró mucho ver la famosa noticia de "grupo de personal multadas por charlar en el silencio de la noche" en el 20 minutos, y animar a "la calle es de todos", que se lo están currando, a ver si pueden ir consigueindo más cositas de estas ya que este tipo de noticias llegen a los medios.

Un saludo todos y "leña al mono".


Mirkejas Mirkejoso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, es una putada, pero en verdad estabais consumiendo en la calle...es tentar a la suerte.

Ahora, eso de que no multaran a los puretas del banco de al lado ya es otra cosa....www.chooyo.es

Mirkejas Mirkejoso dijo...

Vamos a ver lee otra vez el texto por que me parece que no te has enterao bien

Anónimo dijo...

Vaya descaro... hay que hacer algo pero ya, esto se está convirtiendo en un jodido estado de sitio. Sin embargo... vete a otra zona... verás que trakilitos están sin patrullar.
Es de auténtica broma.

Anónimo dijo...

Está clarísimo que están aplicando la dichosa ley pa echarnos a los que no pasamos por el aro, quieren convertir la alameda en un lugar superturístico con pisos de superlujo a 500000 euros, toda llena de mesas y sillas con gente consumiendo de los bares... pero que no se te ocurra tomarte un litro o una simple botellita de agua fuera de los veladores porque vas a estar afeando "su" alameda.

¿La historia les juzgará?


Visitas:  [ver contador]