lunes, 18 de diciembre de 2006

Denuncia por agresión contra el Alcalde de Sevilla y la Policía Local

Publicado en Indymedia:


"A pesar de que se trataba de una concentración política legítima (se realizó en un espacio en obras, en la calle Belén, cortada al paso, de manera espontánea) y de que la policía local carece de competencias en materia de orden público, los agentes atacaron a los ciudadanos por sorpresa, sin requerir previamente para que desalojaran el espacio y con especial ensañamiento.


Varios grupos de policías locales, con distintos uniformes y demostrando una escasísima preparación corrieron tras los jóvenes que se marchaban. Algunos fueron golpeados en el suelo por policías que te tiraban del cabello o les arrojaban sus defensas reglamentarias como arma arrojadiza. Uno de losparticipantes resultó con una lesión en la muñeca, que ha necesitado de escayola, al ser arrojado al suelo mientras llevaba una bicicleta en la mano. Los policías -algunos de ellos con equipación antidisturios y otros simplemente con el casco de motorista- lo golpearon en el suelo y ante sus quejas por el dolor en la mano le dijeron que así ya no podria pedir cervezas.


En definitiva, se ha tratado de un absoluto abuso de poder. Policias no competentes, sin cualificación y que por órdenes municipales agredian a quienes protestaban pacíficamente contra la política de este Ayuntamiento. Seguramente, en su repentina intención de que parezca que usa la mano dura contra el botellón, el Sr. Alcalde ha perdido los papeles y no es capaz de diferenciar entre ejercer sus competencias para proteger el descanso y vulnerar los derechos políticos fundamentales de los ciudadanos que se oponen a su política.


Esperamos que con esta denuncia las autoridades judiciales pongan en su lugar legalmente previsto al Ayuntamiento y determinen las responsabilidades pertinentes. Del mismo modo, los grupos municipales que gobiernan la ciudad deberían explicar públicamente cuál es su concepto del respeto a los ciudadanos que disienten y a sus derechos básicos.


De consentir impunemente conductas prohibidas como son las basuras, los ruidos excesivos o el ensuciar la ciudad el Ayuntamiento a pasado a lesionar y agredir a quienes pasan por la calle o protestan contra el alcalde. Y a eso lo llaman Gobierno de Progreso."

No hay comentarios:


Visitas:  [ver contador]