lunes, 15 de enero de 2007

El sábado pasado...

Narración escrita en Sevilla crítica y traviesa:

"Sábado por la noche. Alameda de Hércules. Una decena de policías locales disfrazados de antidisturbios, estrenando como pavos reales sus escudos y cascos se pasean entre la poca gente que toma alguna copa fuera de los bares. Con modales impropios de quien debe servir a la ciudadanía echan a seis o siete personas que tienen vaso en las manos al interior de los locales. Los botellines de cerveza que encuentran con algún resto de líquido, los vacían. Esta vez no la toman con los grupos que simplemente pasean o charlan en la calle.

Un joven activista, indignado por la actitud chulesca y agresiva de los supuestos policías se coloca a su lado repartiendo a los ciudadanos octavillas donde se les informa de sus derechos. Mucha gente se acerca a recogerlas. Un policía local, indignado, le exige el DNI. Cuando el muchacho pregunta para qué, le dice "para comprobar si tiene antecedentes".

Los agentes de la autoridad, en nuestro sistema jurídico, sólo pueden exigir que se identifique a quien sospechen que pueda cometer un delito. La práctica de incluir en ese grupo a quien esté repartiendo octavillas críticas con el alcalde, la política municipal o los excesos de la policía local es inaceptable."

No hay comentarios:


Visitas:  [ver contador]