lunes, 20 de agosto de 2007

Artículo aparecido en el Diario de Sevilla

La Alameda pide recuperar su esencia
19/08/2007 10:47 Alicia Lozano. SEVILLA. “Si en pleno agosto no dejan a las personas tomarse una cervecita en la terraza, ¿cuándo se van a sentar a charlar con sus amigos? El ambiente se está perdiendo. Una cosa es que acaben con el botellón, y otra que nos priven de esa cultura de calle propia de la ciudad. Creo que la gente se debería movilizar”. José Espigares, camarero del transitado Café Habanillas, fuerza su voz entre el bullicio de la gente para expresar su desacuerdo y el de muchos otros con las medidas policiales que se están tomando en la Alameda. La Alameda de Hércules parece estar perdiendo ese encanto que le ha caracterizado desde antaño. Un ambiente de gente que se declara alternativa y que escapaba de las discotecas y macrobotellones de la ciudad para buscar un rincón tranquilo donde airearse de la rutina diaria. José hacía referencia al problema que considera que sufren los bares de esta zona desde hace meses.

Tras la tardía aplicación de la ley antibotellón en la Alameda y de todo el revuelo mediático provocado por las protestas de los vecinos, el Ayuntamiento ha respondido actuando de forma estricta para cumplir la normativa de la hora de cierre de los bares, la mayoría a la una de la madrugada. Los comerciantes, acostumbrados a una mayor permisividad en esta zona emblemática de la ciudad, se sienten ahora perseguidos. Antonio, encargado del Corral Esquivel, defiende que no sólo son importantes las pérdidas económicas. “No se trata sólo del dinero, sino del malestar que provoca que desde las doce y media haya una fila de policías abiertos de piernas con los brazos cruzados y la mirada fija esperando que echemos las persianas. Es increíble la coacción a la que nos vemos todos sometidos".

Para leer el artículo completo pincha AQUÍ

3 comentarios:

JC dijo...

Que cínismo xD!, " una cosa es que acaben con el botellón y otra..."
ay!, amigooo, que se te ve el plumero!!.Yo estoy encantado con el cumplimiento de las normas para tod@s, y pienso que la solución pasa por el dialogo de tod@s las partes, siempre hemos pensado igual. Ya esta bien de el uso de dos varas de medir, uno PPara aquellos que PPoseen PPoder y dinero, como bien dice, "más flexible", y otra vara ara el resto. Eso además de injusto, es ilegal, y tambien hace prevaricar al Ayto. si no lo cumple.

Anónimo dijo...

la ley igual para todos, o se puede beber en la calle o no se puede beber en la calle. Lo que no puede ser es que pueda estar bebiendo una cerveza en la terraza de un bar y no a un metro en un banco. ¿La primero no molesta y lo segundo si?

Luis dijo...

Lo segundo molesta porque ensucia y nadie recoge las botellas. Lo primero recogen los vasos y tiene una hora de cierre.


Visitas:  [ver contador]