viernes, 1 de mayo de 2009

¡BASTA DE ABUSOS POLICIALES! / concentración 9 de mayo, 22h en la Alameda

Este comunicado es una rotunda denuncia hacia la actuación policial que desde hace un tiempo venimos sufriendo lxs ciudadanxs de esta ciudad, con un aumento considerable de agresiones y abusos de autoridad por parte de la Policía Nacional y Local.

Cada vez son más numerosos los casos de personas que han denunciado haber sufrido vejaciones y lesiones por parte de los cuerpos de “seguridad” del Estado, que realizan una particular lectura represiva de normativas ambiguas como las mal llamadas ley “anti-botellón” y la ordenanza “cívica”. Bajo el pretexto del orden público y la pacífica convivencia ciudadana han tomado las calles, criminalizando todo uso del espacio público que consideren indebido, haciendo que las personas sientan un miedo generalizado a expresar incluso su inconformidad ante la situación.

El problema no sólo afecta ya al ocio nocturno, sino también a todos los movimientos sociales, sindicales, políticos y vecinales que se atrevan a elevar su voz un poco más de la cuenta para hacer eco de cualquiera de sus reivindicaciones. Si se criminaliza el uso del espacio público para el ocio, tanto más cuando queremos hacer notar nuestra disconformidad ante cualquier asunto político o social.

Exigimos a los responsables políticos del Ayuntamiento (PSOE-IU) y del Estado que se cumplan los derechos humanos en la actuaciones de sus respectivas policías y se depuren las responsabilidades oportunas. En concreto, a esta asamblea han llegado en los últimos meses diferentes denuncias de detenciones ilegales, lesiones y tratos degradantes por parte de un grupo de funcionarios de policía nacional de la Comisaría de la Alameda. Estos funcionarios han sido denunciados en juzgados y están siendo investigados por la Coordinadora Estatal para la Prevención de la Tortura.

Además, hacemos un llamamiento a lxs ciudadanxs a defender con firmeza nuestro legítimo derecho a expresar nuestra disconformidad, a usar y disfrutar el espacio público, a reaccionar en lugar de interiorizar esta represión salvaje. Para ello os invitamos a participar en la:

concentración contra los abusos policiales
sábado 9 de mayo a las 22h
frente a la Comisaría de la Alameda de Hércules

5 comentarios:

Anónimo dijo...

pero la concentracion es pacifica pa que nos exen y nos muelan a palos? o tiene pensao el personal y cargao d piedras y palos y cuxiyos pa pelearse con la mierda de la policia? pq tanto pacifismo... asi nos va

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que se reivindicaba en la manifestación del sábado, pero no pude asistir.
Y menos mal... hoy cuando he ido a la Alameda me he encontrado con pintadas en algunas zonas (una grande en el suelo junto a la comisaría y otras cuantas en los nuevos modulos de quioscos). La verdad que me parece una VERGÜENZA que se haya hecho esto y hace que con que con tonterías como esta se pierda por completo la razón en lo que se reivindica. Vandalismo absurdo.

guimo dijo...

como comprenderás, la Asamblea no puede responder por cada unx de lxs manifestantes. Cada unx es hijx de su padre y de su madre, y no podemos hacer nosotrxs también de policías con la gente. Hay mucha rabia contenida que clama por salir, lxs hay que piensan que debemos responderles con la misma piedra, lxs hay que piensan que no debemos responderles en absoluto, y en medio hay un montón de gente que responde como puede o le sale. lo que está claro es que una pintada en el suelo quizás no es el mejor remedio o no arregla gran cosa, pero es una insignificancia comparado con el hecho de que se están denunciando torturas en la comisaría de nuestro barrio. Si ese hecho puntual "vandálico" cometido por una persona te hace mirar a otro lado, pues es una lástima, creo que caes en un error. pero que cada palo aguante su vela, no?.
y así nos va...

Anónimo dijo...

Hola a tod@s.
Yo sí estuve en la concentración, porque los hechos por los que se protesta, me parecen muy graves como para que cualquier ciudadano mire para otro lado.
Llevo mucho tiempo oyendo que la policía está haciendo esto o aquello, desde el acoso a los chavales que paraban en la plaza del museo hasta ahora en la Alameda. Pero siempre han sido comentarios tipo “a un amigo de mi amigo le ha pasado esto o aquello”, o “la policía a partir de las 12 h. de la noche hace esto o aquello a la gente que está en la Alameda”, etc.
Yo no he presenciado nada porque no paro en esos lugares, pero he vivido en la Alameda y he sido testigo de los cambios que ha sufrido desde que estaba llena de chulos y putas y mucha droga y peleas, y daba miedo pasar por ahí, hasta la que parecía la recuperación de la zona. Pero un día, alrededor del año 92 aproximadamente, comenzaron a afincarse grupos a los que bauticé, aunque parece que no fui la única (cachis, debí patentar la palabrita), como “jipipijos”, muchos se beneficiaron del famoso Plan urban, montando baretos u otros negocios. En definitiva y resumiendo mucho, una zona deprimida, con muchos problemas, que parecía estar recuperándose o sufriendo una evolución positiva, de manera natural por así decirlo, que era tomada por niños de papás con un look de jipi de diseño, que entre otras cosas daban por culo con los dichosos tambores a las tantas de la noche a los vecinos que vivíamos allí desde mucho. Pero éramos gente que se limitaba a observar y a ser arrinconada, y una gran mayoría personas viejas, así que a joderse.

Y con esa imagen me quedé, no vivo lejos, pero ni de coña me tomo una cerveza ni contribuyo a mantener algunos de esos negocios y en lo que se ha convertido la zona.
Esta es mi opinión, mi experiencia, que se puede estar de acuerdo o no, por supuesto estoy generalizando en algunos puntos y por tanto siendo injusta, pero en cualquier caso, y creo que es lo que importa y debiera tenerse en cuenta, que ni de lejos soy la única que comenta estas cosas y piensa así. Soy muy criticada por criticar este tipo de cosas por parte de alguna gente, esta misma mañana me ha dicho una persona que hago una crítica destructiva y que tanto hablar, tanto hablar, que os lo diga a vosotros, pues bien, no es mi intención otra que la de dar una opinión o visión desde fuera, la de una vecina de a pie, que no pertenece a ningún colectivo.
Y cuento todo este rollo porque con esa imagen me largué, a las doce menos cuarto exactamente, de la concentración, un grupo de gente de parecido perfil o estética con un muñeco en forma de camello, unos pocos disfrazados de payasos y otros con los tambores de marras (qué manía ¿ninguno sabe tocar el violonchelo? Es mucho más agradable).
Alguien critica unas pintadas en su comentario, bien, estoy de acuerdo, yo también me largué criticando las litronas tiradas por el suelo que dejaron algunos, y por supuesto que no sois responsables de los demás, pero os da una imagen, sea justo o no, y pienso que debéis tenerlo en cuenta porque os perjudica, y nos perjudica a todos. Y necesitáis, necesitamos, la implicación de todos los vecinos y no ponerlos en contra, no solo la de los amiguetes con rastas. Me dio pena no ver diversidad de gente en la protesta, aunque eso no es culpa vuestra…
Pero al contrario de quien critica eso diciendo que menos mal que no fue o algo así, yo no me voy a agarrar a una excusa tan pobre para justificarme el no hacer nada, aquí se están defendiendo unos derechos, denunciando unas agresiones muy graves, respaldadas por estos políticos fascistas que tenemos, da igual en qué partido militen, y eso es lo que debiera prevalecer por encima de todo, y sí, lo digo yo aunque suene contradictorio y no me gusten algunos colectivos, que por cierto crecen como hongos, que con la excusa de la defensa de esto o aquello se están apropiando de zonas y edificios, y que basta que lleven a cabo algún proyectito el resto del tiempo les sirve de zona privada para aparcar, celebrar los cumpleaños de sus hijos, etc. véase el Huerto del Rey moro por poner un ejemplo…Y sé que parece que estoy mezclando churras con meninas, pero no es así, no es así…es la imagen general de todos los colectivos que nos llega desde fuera al resto de vecinos ¿Y qué hacemos? ¿Formar otras asociaciones o colectivos para pelear contra quién? ¿con los derechones con pasta o con los frescos que van de progres?
Efectivamente, en el medio estamos mucha gente que respondemos como podemos o como nos sale, con mayor o menor fortuna y efectividad, a nivel personal o dentro de un colectivo, y esta es la mía, que como veréis reparto a mansalva criticas a todo el mundo (nací generosa).
En cualquier caso, ahí estaré cuando se convoque una concentración, una manifestación o se pida apoyo contra esta violencia policial, que por cierto estoy de acuerdo en que sea pacifista, pero rezo todos los días, y soy atea, para que no sufra muy de cerca una agresión de estas, ya sea en propias carnes, en la de mi hija o persona muy cercana, porque en ese caso iría a por los culpables y sus familias y les hablaría en su propio idioma. No siempre van vestidos de uniforme ni llevan un arma encima, y la gran mayoría son fácilmente localizables, pero esto como último recurso válgamedió!!!

Saludos, y espero no haber ofendido a (casi) nadie.

elpica dijo...

Sepa usted que no todos los que hacemos uso de la alameda somos pseudojipis, ni niños de papá, ni tocamos el tambor, con todo mis respetos a los que optan por tocarlo o llevar rastas. En la mayoría de los casos somos miembros de la clase trabajadora (imagino como usted) que sólo pretenden hacer un uso racional del espaio público en su tiempo de ocio junto a sus amigos. Imagino que no verá usted nada de ilícito en ésto. Yo a mis treinta añazos llevo la mitad de mi vida saliendo por ese barrio, como muchos de los que andan por ahí, por lo que puede usted suponer que hemos establecido un vínculo afectivo con el mismo. Es por ello que nos sentimos indignados cuando vemos que los procesos de especulación inmobiliaria imperantes están haciendo presión sobre los poderes públicos para echarnos de allí de la manera más violenta posible.

Quizá usted pueda pensar que soy uno de esos pijipis que llegaron con la expo, pero por otro lado yo podría opinar que después de haberse aprovechado los propietarios de la zona de la revalorización de sus inmuebles debido a la llegada de unas nuevas formas de ocio que por entonces en el barrio consideraban sanas, ahora somos una molestia. Ahora frenamos el proceso de revalorización de las escrituras que sin querer habíamos provocado (dese usted cuenta de que no son muchos los pijipis que poseen escrituras de propiedad en la zona).

Entienda, por tanto, que nos sentimos orgullosos de abanderar proyectos de autogestión en el barrio, y entienda que autogestión no es sinónimo de gestión privada de un espacio. Si de verdad quiere usted entender la diferencia, le invito a que asista a la asamlea del huerto del rey moro, al que usted hace referencia, y explique que le gustaría organizar allí el cumpleaños de su hija ateniéndose a las reglas establecidas por la asamblea que gestiona ese espacio (formada en gran parte por vecinos del mismo). De ese modo podrá usted comprobar que se trata de un lugar abierto a la ciudadanía. Otro asunto es que le moleste que siempre son los mismos los que lo utilizan, pero de eso no tienen culpa los usuarios, ¿no cree?. A continuación, para continuar con el experimento, le insto a una acción que ojalá nunca pueda llevarse a cabo: cuando el huerto sea desalojado y la hierba se convierta en ladrillo, diríjase usted a la oficina de la inmobiliaria vendedora de pisos y coméntele que quiere usted utilizar uno de sus pisos para organizar la fiesta de cumpleaños de su hija...con ésto, lo que pretendo explesarle es que hay una masa de personas, pijipis o no, que pretendemos ensalzar un sistema de valores que va más allá que el del capital por sí mismo. Un grupo de personas que quiere al barrio y que quiere que éste sea transformado por la gente que lo usa y no por las inmobiliarias.

Por otro lado también habla usted de las litronas por el suelo, el ruido de los tambores, etc...pues, sobre eso decirle que quizá tendríamos que organizar una procesión o una feria o cualquier evento religioso-folklórico para que se nos permita beber en la calle o hacer ruído hasta las tantas, ¿verdad? Sí señor, así estaría todo legitimado. O, ¿por qué no? podríamos ponernos otras pintas e ir a aglomerarnos en las botellonas multitudinarias que todavía se organizan en otros barrios y así se zanjaría la cuestión. Todo solucionado. Todxs sabemos que el problema de convivencia que se genera debido al uso nocturno de los espacios públicos es respondido de manera represiva sólo en el caso de cierto tipo de usuarios en cierto tipo de lugares. En otros sitios, el problema es como si no existiese. Piense por otra parte, que el derecho que usted tiene a descansar por las noches es igual de legítimo al que tengo yo a salir a la calle de manera civilizada; y por tanto entre ambos tendremos que negociar una solución. Su derecho no puede imponerse al nuestro.

Pues sin más y animándole a asistir a próximas movilizaciones para diversificar la pinta de los asistentes, reciba este afectuoso saludo.


Visitas:  [ver contador]